Internacionales

Crecen presiones para cese de presidente peruano

'Yo creo que el presidente debe dar un paso al costado', dijo anoche la neoliberal Keiko Fujimori

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

Lima, 7 mar (PL) La presión para el retiro del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, se intensifica hoy, tras pedir su renuncia la principal dirigente opositora y por la inminencia de una nueva moción para su destitución por el parlamento.

‘Yo creo que el presidente debe dar un paso al costado’, dijo anoche la neoliberal Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular (FP), argumentando que la dimisión sería un alivio a la situación generada por el debate de la destitución en el parlamento, en el cual la de FP es la bancada más numerosa.

Entre los motivos del retiro, consignados también en una extensa y minuciosa moción multipartidaria, mencionó los presuntos vínculos de Kuczynski con la empresa brasileña Odebrecht y la inacción gubernamental en la reconstrucción de las regiones devastadas hace un año por inundaciones.

Fujimori señaló que Kuczynski debe ser reemplazado por su relevo según el orden jerárquico constitucional, el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, y negó que su partido promueva la celebración de nuevas elecciones municipales.

Afirmó que Vizcarra ha dicho que no renunciará si Kuczynski deja el cargo, como el mandatario afirmó que harían él y la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz ante un primer intento de destituirlo, en diciembre pasado, dimisiones que hubieran precipitado nuevos comicios presidenciales y legislativos.

‘Él es un hombre provinciano que tiene una mirada de ese Perú profundo’ y tiene mayor experiencia política, añadió Fujimori, elogiando a Vizcarra, quien ‘lo haría mejor’ que Kuczynski, aunque expresó que también podría hacerse cargo Aráoz, lo que sería posible solo si también renuncia el primer vicepresidente.

Insistió en señalar que ‘el presidente Kuczynski, dejando de lado sus intereses personales y pensando en el Perú, debería renunciar’.

Sin embargo, eludió precisar si su partido, cuyo concurso es indispensable para que la llamada vacancia presidencial sea aprobada, votará por la destitución que alientan sus voceros parlamentarios, y añadió que el proyecto tiene amplio apoyo y que su bancada tomará una decisión hoy mismo.

La destitución tiene seguro el apoyo de 20 parlamentarios de las bancadas progresistas del Movimiento Nuevo Perú y el Frente Amplio y hay división en otros grupos, por lo que el desenlace está bajo pronóstico reservado.

Facebook Comments
Facebook
Close