Internacionales

Expresidenta de Corea del Sur, sentenciada a 24 años de prisión

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye, destituida a principios de 2017 en medio de un sonado escándalo de corrupción, fue sentenciada a 24 años de prisión y el pago de una multa 18.000 millones de won durante un juicio televisado en directo desde el Tribunal del Distrito Central de Seúl.

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

Park fue declarada culpable de 16 de los 18 cargos que se le imputaban, incluyendo sobornos, coerción y abuso de poder. Los fiscales habían exigido una pena de 30 años de cárcel para la expresidenta que se negó a personarse en el juicio oral.

La exmandataria, de 66 años, fue acusada de haberse confabulado con su antigua amiga, Choi Soon-sil, para extorsionar 59.200 millones de won (55,2 millones de dólares) a grandes empresas como Samsung, Lotte y SK, a cambio de favores para sí misma o para Choi, condenada en febrero a 20 años de prisión.

La hija mayor del general Park Chung-hee, quien gobernó Corea del Sur durante casi dos décadas tras el golpe miliar de 1961, Park Geun-hye asumió a los 22 años las funciones de la primera dama, después de que su madre fuera asesinada en 1974 por un agente de Pyongyang. También su padre murió abatido por un colaborador próximo cinco años más tarde.

Park se inició en la política en 1997, ganó al año siguiente un escaño parlamentario, fue diputada durante cinco legislaturas y presidió dos veces el partido conservador (Gran Partido Nacional, rebautizado luego como Partido de Nuevas Fronteras, o Saenuri, y finalmente como Partido Libertad de Corea).

En 2007, Park procuró la nominación como candidata de su partido a la presidencia de Corea del Sur, pero perdió las primarias ante Lee Myung-bak. En 2012, ganó las presidenciales imponiéndose a su rival y actual mandatario, Moon Jae-in.

Fue suspendida en el cargo en diciembre de 2016 y destituida por el Tribunal Constitucional en marzo de 2017.

Facebook Comments
Close