Internacionales

Rusia aumenta su presencia militar en Siria con advertencias a Israel

Moscú anunció este lunes el envío de misiles antiaéreos para el régimen de Damasco, en una clara advertencia a Israel de que no tolerará ataques que pongan en peligro a militares rusos desplegados en el país árabe.

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

“Las fuerzas armadas sirias recibirán en un plazo de dos semanas un sistema de misiles antiaéreos S-300, capaz de interceptar medios de ataques aéreos a una distancia superior a 250 kilómetros y abatir simultáneamente varios objetivos”, dijo el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, en una declaración oficial.

La decisión de dotar a Siria con misiles S-300 es parte de la respuesta de Rusia al derribo hace un semana de un avión de reconocimiento ruso IL-20 con 15 militares rusos por la defensa antiaérea siria, apuntaron las agencias internacionales de noticias.

Según el gobierno de Moscú, el incidente fue provocado por aviones israelíes que lo utilizaron como pantalla para atacar instalaciones sirias.

Rusia espera que el arribo de los misiles S-300 a Siria “enfríe a los ‘cabezas calientes’ contra actuaciones que ponen en peligro a nuestros militares”, advirtió Shoigú, en un mensaje más que transparente a Israel, apuntó la agencia Efe.

“De lo contrario nos veremos obligados a reaccionar según la situación”, recalcó el ministro ruso.

“Quiero subrayar que en 2013 suspendimos el suministro de los S-300 a Siria por petición de la parte israelí. Ahora la situación ha cambiado, y no por nuestra culpa”.

Moscú no solo suministrará misiles S-300 a Siria, sino también dotará a sus unidades antiaéreas de sistemas de mando automático que solo tienen las Fuerzas Armadas de Rusia.

Shoigú anunció además que en la zona del Mediterráneo próxima a Siria será “inhibida radioelectrónicamente la navegación por satélite, así como los radares de a bordo y los sistemas de comunicación de los aviones de combate que ataquen instalaciones en territorio sirio”.

“De hecho, se trata de una zona de exclusión aérea para aquellos que cometen actos de agresión”, comentó por su parte a la agencia Interfax el general retirado Leonid Ivashov, exjefe de Cooperación Internacional del Ministerio de Defensa ruso.

La creación de esta zona “es un derecho que tienen Siria y Rusia, y se corresponde con el derecho internacional”, subrayó Ivashov.

Según el vicepresidente del Comité de Defensa de la Duma o Cámara de Diputados de Rusia, Yuri Shvytkin, los medios de lucha radioelectrónicos “cegarán” a los aviones que intenten atacar Siria desde el Mediterráneo.

“Ello permitirá el mando centralizado de todas las fuerzas de la defensa antiaérea de Siria, la vigilancia del espacio aéreo y el rápido establecimiento de objetivos. Lo más importante: garantizará la identificación de todas la naves aéreas rusas por la defensa antiaérea siria”, explicó Shoigú.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, habló hoy por teléfono con su homólogo sirio, Bashar al Asad, para comunicarle que le suministrará los misiles S-300 e informarle de la adopción de una “serie de medidas adicionales para garantizar la seguridad de los militares rusos” desplegados en Siria, informó el Kremlin.

Facebook Comments
Facebook
Close