Politicas

La “ola verde” por el aborto legal se abrió paso en Diputados y avanza hacia el Senado

En una histórica sesión de 23 horas, que incluyó encendidos discursos a favor y en contra, y mucho suspenso hasta el final, la Cámara baja logró darle media sanción a la ley de interrupción voluntaria del embarazo

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

Con un final electrizante, la “ola verde” sacó músculo en la Cámara de Diputados y ya se prepara para avanzar hacia el Senado, donde espera dar el paso histórico que significaría convertir en ley el proyecto de despenalización del aborto.

La misión no era sencilla: desde que se instaló el debate en el Congreso y hasta hace muy pocas horas, los “poroteos” de votos arrojaban una diferencia a favor de los detractores del proyecto.

El cambio de tendencia se forjó en la última semana al calor de las manifestaciones del movimiento de mujeres, que revolucionaron la calle y los medios digitales con estrategias de comunicación innovadoras y creativas.

Primero tímidamente y después con mayor ímpetu, cambió el estado de ánimo y comenzó a propagarse un halo de optimismo que no fue indiferente a muchos de los diputados de convicciones más flexibles, que acostumbran toman decisiones según la dirección de la opinión pública.

Más allá de los argumentos conceptuales que de un lado y del otro se blandieron en el debate, la balanza se inclinó porque el feminismo logró interpelar generacionalmente a la sociedad, que en buena parte asumió al aborto como parte de una agenda de futuro, con base en los derechos de las mujeres y en las políticas de salud pública.

El hecho de que una abrumadora proporción de jóvenes acompañe el proyecto, y que este sector etario se haya visibilizado tan nítidamente en las manifestaciones a favor del aborto, contribuyó a instalar una suerte de parteaguas entre un pasado antiabortista, aferrado al statu quo, y un futuro que se definió como irreversible.

Una de las claves del triunfo fue haber conseguido apropiarse simbólicamente del valor de “futuro”, contra un sector que quedó pedaleando en el aire en base a una retórica percibida como arcaica por buena parte de la sociedad.

El propio diputado del FpV-PJ Daniel Filmus resumió esta idea con precisión cuando planteó en su discurso que lo que estaba en debate en el recinto no era “si en la Argentina va a haber interrupción involuntaria del embarazo” sino “cuándo va a ocurrir”.

Facebook Comments
Facebook
Close