Internacionales

Allanan Curia Metropolitana y Conferencia Episcopal de Costa Rica

Los allanamientos persiguen conseguir evidencias documentales para la causa contra el párroco de la iglesia de Santo Domingo de Heredia, Manuel Guevara, acusado de presunto abuso sexual contra un menor.

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanan hoy la Curia Metropolitana y la Conferencia Episcopal de Costa Rica en busca de pruebas contra los padres Mauricio Víquez y Manuel Guevara, acusados de presunto abuso sexual.

En los registros participan también funcionarios de la Fiscalía del II Circuito Judicial de San José y de la Adjunta de Género, quienes -en conjunto con agentes del OIJ- recaban pruebas documentales relevantes para ser aportadas a las causas contra Víquez y Guevara, las cuales se encuentran en la fase preparatoria de la investigación.

Ambos tienen causas abiertas por presuntos delitos sexuales contra menores de edad. Contra Víquez también existen nueve denuncias canónicas -porque ya prescribieron las penales- por presuntos abusos sexuales contra monaguillos, a las cuales acompañan otras dos contra el Arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós, por ocultamiento.

De acuerdo con esas dos demandas, Quirós sabía de los señalamientos contra Víquez desde 2003, pero no fue hasta 2018 que tomó medidas y solo después que los testimonios de dos de los afectados fueran publicados por la prensa local.

Al parecer Víquez también fue informado de las denuncias penales en su contra, pues desde el 7 de enero pasado salió del país y se encuentra prófugo de la justifica desde el 19 de febrero anterior, cuando el Poder Judicial giró orden de captura internacional en su contra. El 25 de febrero, el Vaticano expulsó a Víquez de la Iglesia Católica.

Las investigaciones apuntan que Víquez estaría en México, pues el seguimiento a sus movimientos determinó que de San José viajó a Ciudad Panamá y unos días después de allí a Ciudad México, de donde no se tienen evidencias de que haya salido.

Los allanamientos en la Curia Metropolitana y el Tribunal Eclesiástico en la Conferencia Episcopal persiguen además conseguir evidencias documentales para la causa contra el párroco de la iglesia de Santo Domingo de Heredia, Manuel Guevara, acusado de presunto abuso sexual contra un menor.

Guevara fue separado de su cargo el último fin de semana de febrero luego que el 22 de ese mes la Curia de San José recibiera una denuncia de un joven de 23 años sobre presunto abuso sexual por parte del sacerdote cuando era el cura párroco de Coronado y él tenía 12 años de edad.

El 25 de febrero la víctima puso denuncia formal ante el Ministerio Público.

Guevara ya rindió indagatoria ante la Fiscalía y aunque está libre, pues no le dictaron medidas cautelares, cada mes debe presentarse en el Juzgado a firmar.

Facebook Comments
Facebook
Close