Internacionales

Primer ministro de Armenia renuncia tras días de protestas antigubernamentales

El expresidente de ese país, Serzh Sargsián, desempeñaba el cargo desde el 17 de abril.

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

El primer ministro de Armenia, Serzh Sargsián, ha renunciado su cargo este 23 de abril debido a las protestas masivas contra su nombramiento, informa el portal local news.am con referencia a la declaración oficial del político.

“Me dirijo a ustedes por última vez como jefe de Estado. [El líder opositor] Nikol Pashinián tenía razón. Yo me equivoqué. Ante esta situación existen varias soluciones, pero no quiero emplear ninguna, no es lo mío. Renuncio como líder de nuestro país”, ha declarado Sargsián.

Armenia ha sido escenario de protestas masivas contra el nombramiento del expresidente de ese país, Serzh Sargsián, como primer ministro desde el 13 de abril. Ese político lideró Armenia hasta comienzos de abril de este año y el Parlamento armenio le eligió como primer ministro el pasado 17 de abril.

Debido a las reformas constitucionales que aprobó en 2015, este año Armenia se convirtió en una república parlamentaria en la que se amplía el poder del primer ministro, que se convierte en la figura más poderosa del país.

Comienzo de las protestas

Las protestas contra el nombramiento como primer ministro de Sargsián, quien durante 10 años fue presidente de Armenia, comenzaron en marzo, pero se masificaron a medida que se acercaba la fecha de la votación en el Parlamento que confirmaría ese hecho.

El 11 de abril, los representantes de la fracción opositora Yelk emplearon botes de humo en la sala de reuniones del Legislativo armenio para protestar contra esa iniciativa y llamaron a sus conciudadanos a reunirse en una manifestación masiva por las calles de Ereván —la capital de Armenia— dos días después.

Desde el 13 de abril hasta hoy, no han dejado de producirse concentraciones en varias ciudades armenias, en donde los manifestantes cortaban el paso de las calles centrales y, al final de cada jornada de protesta, se congregaban en las plazas centrales de esas urbes, a pesar de que la Policía intentaba dispersarlos.

El 17 de abril, los líderes de las protestas antigubernamentales anunciaron el comienzo de una “revolución de terciopelo, popular y pacífica”.

Detenciones masivas

El pasado 22 de abril, la Policía armenia utilizó granadas de aturdimiento para dispersar una protesta en Ereván. El líder de la alianza opositora Yelk, Nikol Pashinián, así como otros organizadores de la protesta, Ararat Mirzoyán y Sasún Mikaelián, fueron arrestados. En total, las autoridades detuvieron a 277 manifestantes.

Este lunes, antes de que Serzh Sargsián renunciara como primer ministro, Pashinián fue liberado, pero la Policía arrestó al menos a 33 personas.

A los manifestantes se unieron decenas de militares y uno declaró a los periodistas que “están de servicio”, aunque ninguno portaba armas. El Ministerio de Defensa de Armenia condenó esa participación en las protestas opositoras y prometió “tomar medidas”.

¿Negociaciones fallidas?

Antes de que le arrestaran, el líder opositor Nikol Pashinián se reunió con Serzh Sargsián en el hotel Armenia Marriott de Ereván en presencia de varios periodistas, pero sus negociaciones duraron alrededor de tres minutos.

Pashinián insistió en que el entonces primer ministro abandonara el cargo y transfiriera el poder sin violencia, mientras que Sargsián afirmó que era un “ultimátum y un chantaje a las autoridades legítimas” antes de abandonar el lugar.

Debido al fracaso de estas negociaciones y la detención posterior de Pashinián y otros opositores destacados, las manifestaciones callejeras se recrudecieron.

La renuncia de Serzh Sargsián y la liberación de los políticos arrestados provocó que Nikol Pashinián anunciara la celebración de un ‘mitin de la victoria’ esta noche.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Rusia recomendó a los ciudadanos rusos que se encuentran en Armenia que eviten los lugares donde haya concentraciones masivas y se abstengan de participar en manifestaciones callejeras.

Facebook Comments
Facebook
Close