Nacionales

Los trenes de Buenos Aires interrumpen el servicio por amenazas de bomba

Algunos ramales de las líneas Roca y Mitre cancelan sus servicios, el mismo día que la casa de Gobierno y un anexo de Diputados recibieron llamadas sobre presuntos explosivos.

Hay una versión móvil optimizada de esta página (AMP). Abra la versión móvil.

Una doble amenaza de bomba en las estaciones de Constitución y Retiro, en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina), ocasionó que el servicio quedara interrumpido por muchos minutos en varios ramales de los ferrocarriles que conectan a la capital con la Provincia de Buenos Aires.

La medida preventiva fue tomada por la División de Investigaciones de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Policía Federal, que interviene en esta clase de casos. Cuando la situación fue controlada por las autoridades, el sistema de trenes restableció sus recorridos.

El presunto peligro se produjo el mismo día en que la Brigada de Explosivos de la Policía Federal tuvo que acudir a la Casa Rosada y al Anexo A de la Cámara de Diputados, luego de que se recibieran advertencias telefónicas en esos establecimientos públicos. Horas antes, un sujeto fue detenido en las inmediaciones de la sede del Ejecutivo por querer ingresar al edificio con un revólver, aunque sin municiones.

Los ramales de la línea Roca del ferrocarril no prestaron su servicio habitual durante casi una hora, complicando el regreso a los hogares de miles de trabajadores y estudiantes que residen en la Zona Sur del conurbano bonaerense, una serie de ciudades y localidades próximas a la capital. En cuanto a la línea Mitre, que conecta a la Ciudad de Buenos Aires con la Zona Norte, los ramales Bartolomé Mitre y José León Suárez tuvieron su servicio reducido.

Asimismo, los efectivos policiales presentes en el barrio de Constitución intentaron ordenar la situación. No obstante, las paradas de colectivos se mostraban colapsadas de gente, que debían buscar una variante de transporte público para retornar.

Se hizo costumbre

Más allá de la tensión que se vivió este lunes en la Casa Rosada y el anexo de la Cámara de Diputados, en los últimos 60 días se registraron al menos 27 amenazas de bomba en los trenes. De hecho, muchos pasajeros ya están acostumbrados a esta clase de irregularidades e interrupciones.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció que detuvieron a un individuo que había realizado amenazas de bomba en el tren Sarmiento durante las jornadas previas: “Llamó nueve veces. No vamos a permitir que alguien crea que puede asustar a la gente sin tener consecuencias”, afirmó la funcionaria.

Facebook Comments
Facebook
Close